Acceder a su cuenta

Username *
Password *
Remember Me

GL La Verdad Radio 1270 AM

Ya se supo… Valle del Mayo

Por:   Redacción/LA VERDAD 11 de marzo de 2019

Ya se supo…

…Que Jesús Tadeo Mendívil, “El Juditas”, recupera su perfil de capataz

…Que Alma Delia Barriga es la única aliada
…Que Egrén Pierre tiene celos profesionales con su Secretario
…Que Max Ibarra regresa a sus orígenes
…Que Rosario Quintero no explica el destino del dinero
…Que Alejandro Moreno acorrala a los del “Valegate”

**
…Que Jesús Tadeo “El Juditas” Mendívil Valenzuela, Alcalde de Etchojoa, parece decidido a imponer un nuevo estilo, pero de monarquía municipal.
Aquel discurso utilizado en campaña de “gobernar para todos” y ser un “simple servidor público” se le olvidó muy rápido.
“El Juditas” cree que está en su rancho y se comporta como capataz.
No sólo pretende gobernar sin el apoyo de los regidores, sino que además empieza a asumir poses de virrey.
Eso ya le provocó la rebelión de los ediles, quienes se sienten ninguneados.
La única que ha decidido mantenerse a su lado, de aliada, es la regidora del PRD, Alma Delia Barriga Pacheco, pero nadie sabe las razones.
Los demás, incluidos los de Morena andan en franca rebelión.
Lo que tiene sorprendidos a todos es que ahora en cada reunión pública que tiene en la sala de Juntas del Palacio, “El Juditas” tenga detrás de él, como guardaespaldas a tres personajes que, ahora ya se sabe, son sus ayudantes.
Uno se encarga de pasarle los cigarros y encenderle el cigarro cuando así lo quiera el señor, el otro es responsable del celular y el tercero es como de “asuntos generales”, que no es otra cosa que el mandadero de las cosas que se le ocurran al mandamás.
Eso ya es motivo de “chunga” en la Comuna, pues el ciudadano ya empieza a pasar de esa peligrosa etapa del humor social que comienza con molestia y termina convirtiéndose en burla a sus funcionarios.

**
En corto…

…Egrén Pierre, el Director de Comunicación Social del Ayuntamiento de Navojoa, ahora sí ya se puso celoso: El domingo, durante una gira por Capohuiza, allá en la Comisaría de Rosales, que encabezó Rosario Quintero, la Alcaldesa de Navojoa, a la hora de presentar a los funcionarios municipales, al único que no encontraban era a Jesús Guadalupe Morales Valenzuela, “El Poeta de Chucarit”… y es que andaba tomando fotografías y video de la Presidenta. Lo que nadie se explica es para qué toma tantas fotos y tantos videos, pues sólo difunde uno o dos con melosas poesías en sus redes. ¡Un secretario muy caro para andar de fotógrafo, sin duda!

**
En cortísimo…

…Max Ibarra, conocido ex funcionario municipal y estatal ha regresado a sus orígenes: A la radio. Se le desea la mejor de las suertes en sus nuevas responsabilidades profesionales que lo han traído a los micrófonos, pero sobre todo a su tierra de nuevo.

**
¿Y el dinero, ‘amá?

Carlos Salinas, uno de los políticos más brillantes de México, pero también uno de los más corruptos, pretendía defenderse de las acusaciones en su contra descalificando a sus opositores: “Ni los veo ni los oigo”, decía cuando le preguntaban por los feroces perredistas que lo cuestionaban.
Donald Trump, Presidente de Estados Unidos, y uno de los peores mandatarios en la historia de ese país, pero además uno de los que menos resultados ofrece, es más frontal: Cuando le cuestionan sus decisiones y acciones suele tratar de ridiculizar y burlarse de sus detractores. Este es uno de los últimos tuits sobre los medios: “A pesar de los medios más hostiles y corruptos en la historia de la política estadounidense, la administración Trump ha logrado más en sus primeros dos años que cualquier otra administración…”.
Raúl Silva Vela, el ex Alcalde panista de Navojoa, también solía lanzarse contra los mensajeros cuando se le cuestionaban sus malas decisiones, algunas salpicadas por la sospecha de la corrupción: “Son amarillistas”, contratacaba.
Todos ellos, sin embargo, nunca respondían las acusaciones.
Nunca aclaraban lo denunciado.
Nunca transparentaban sus acciones y se defendían de los hechos.
Optaban por la descalificación.
Ayer, Rosario Quintero, la Alcaldesa de Navojoa, se fue a las radios locales con las que tiene contratos jugosos (los únicos medios a los que les paga dinero) y habló mal de los medios de comunicación.
Ella supone, como es su filosofía personal, que todo es dinero.
Por eso pretenden medirlo con esa tabla rasa.
Pero no dijo nada de su declaración ante la Fiscalía Anticorrupción de Sonora.
No aclaró, en ese tiempo que es de ella, pues lo paga, qué le preguntaron.
No dijo nada de la pregunta directa que le hizo el Ministerio Público Alejandro Moreno sobre su hijo Irving Escoboza y su esposo Francisco Escoboza y su presunto involucramiento en la clonación de vales de gasolina que han significado un quebranto económico para la ciudad de casi 2 millones de pesos.
Tampoco dijo nada de cómo intentó intimidar a los funcionarios municipales para que declararan todos juntos una misma versión y protegieran a su familia y a ella misma de este escandaloso caso.
Ella, ante los micrófonos, volvió a utilizar la misma técnica que hacen los que se saben indefendibles y acusados de corrupción: Contraatacar sin responderle a los ciudadanos de las serias acusaciones que tienen en su contra.
No por nada ayer, de madrugada, apareció una manta donde se le exige su renuncia al cargo.

Notas relacionadas

Facebook

  1. Popular
  2. Tendencia