Acceder a su cuenta

Username *
Password *
Remember Me
 

Historia de Domingo El poder y el sexo …

Por:   Raúl Ruiz 11 de noviembre de 2017

He recibido tres denuncias contra personajes, algunos todavía vigentes en la vida pública, en los que se les acusa de abuso sexual o deshonesto.

Una de ellas tiene que ver con la Unison Campus Navojoa.

En ella se involucran a profesores y alumnas, incluso, alumnos.

La otra tiene que ver con “una costumbre” (así lo escriben) en el Poder Judicial, en el Gobierno del Estado y en el magisterio de favores sexuales para lograr ocupar puestos en la estructura del servicio público.

Aquí se habla, en su mayoría, de acciones consensuadas.

El tercer caso tiene que ver con una práctica utilizada desde el pasado en la que, en un auténtico abuso de poder, de funcionarios públicos estatales empoderados en administraciones pasadas, se aprovecharon para cambiar chamba por favores sexuales, sobre todo a mujeres.

De impresionante los casos parecen imposibles de ser ciertos.

No sé si lo serán.

Pero algo encierran, porque dan nombres y lujos de detalles.

No puedo publicarlos porque no hay evidencia en ninguno de los casos.

Hay un relato, por ejemplo, de una auténtica red de favores sexuales tejida en la administración estatal pasada por funcionarios de primer nivel en la que participaban, supuestamente, un gran número de asistentes o empleadas de esas áreas.

La denuncia ofrece nombres y detalles.

Sin embargo, es irresponsable publicarlos por que en ninguno de los tres casos referidos se ofrecen pruebas.

Hay ahí, honras que se lastimarían y los involucrados estarían en todo su derecho de defenderse.

La única manera de confirmar lo que ahí se asienta es que las involucradas (las víctimas son principalmente mujeres) se atrevieran a formalizar una denuncia ante una autoridad y además hacerlas públicas.

La invitación es que, por favor, lo hagan.

Ayudarían a descubrir un posible lado oscuro de la tarea pública y permitirían ayudar a prevenir este tipo de prácticas.

 

El catalizador de las denuncias

 

Las denuncias anónimas recibidas se dieron luego de haber publicado en este espacio, en dos entregas consecutivas, los escándalos sexuales provocados por mujeres en contra de influyentes personajes del mundo del espectáculo en Estados Unidos.

Ellas los acusaron de abusar de sus posiciones para pedirles u obligarlas a cometer abusos sexuales.

Una serie de denuncias públicas se han registrado en el medio del espectáculo desde principio de Octubre.

Unas señalan desde acoso sexual hasta la violación.

Ello ha tenido un alto costo para personajes como el afamado productor Harvey Weinstein, quien ha sido destituido y puede ser llevado a prisión.

Otro caso es el del poderoso Jefe de Amazon Studios, Roy Price, quien fue separado de su cargo de manera inmediata tras verse involucrado en hechos de este tipo.

Dramáticas, en esa misma línea son los casos de James Toback, el Director de cine, o del famoso actor Kevin Spacey (protagonista principal de la serie House Of Cards de Netflix), cuyas carreras fueron destruidas en minutos tras saberse de sus devaneos.

 

El arrepentido

Pero el escándalo parece apenas comenzar.

El jueves pasado el periódico The New York Times reveló una denuncia de 5 mujeres que aseguraban haber sido presas de abusos deshonestos de parte del ahora ex poderoso comediante Louis C.K.

Esta figura pública era el más influyente y mejor pagado de su ramo.

Un día después de la publicación, el viernes, el comediante se ha visto obligado a aceptar que todo es cierto: Gustaba desnudarse y masturbarse frente a las mujeres sin su consentimiento.

El efecto en su carrera fue inmediato: No solo las casas productoras cancelaron todas sus producciones, sino que lo que estaba en proceso se eliminó.

En una carta enviada por su publicista el comediante ha dicho que todo lo denunciado es cierto y, tema central, que lo hizo por el poder que tenía sobre sus víctimas.

En su aceptación hay una gran culpa, pero sobre todo un gran reconocimiento: Este tipo de conductas generalmente ocurren por el dominio o poder que el agresor tiene sobre sus víctimas.

Vale la pena leer su carta.

“Estas historias son verdaderas”

Quiero comentar las historias contadas al New York Times (el periódico estadunidense) por cinco mujeres llamadas Abby, Rebecca, Dana, Julia que se sintieron capaces de nombrarse a sí mismas y otra que no.

Estas historias son verdaderas.

En ese momento me dije que lo que hice fue correcto, porque nunca mostré a una mujer mi pene sin preguntar primero, lo cual también es cierto. Pero lo que aprendí más tarde en la vida, demasiado tarde, es que cuando tienes poder sobre otra persona, pedirle que mire tu pene no es una pregunta. Es una situación difícil para ellas. El poder que tenía sobre estas mujeres es que me admiraban. Y ejercía ese poder de manera irresponsable. He estado arrepentido de mis acciones. Y he tratado de aprender de ellos. Escape de ellos. Ahora soy consciente del alcance del impacto de mis acciones. Ayer aprendí en qué medida dejé a estas mujeres que me admiraban sintiéndose mal consigo mismas y cautelosas con otros hombres que nunca las hubieran puesto en esa posición. También aproveché el hecho de que fui muy admirado en mí y en su comunidad, lo que les impidió compartir su historia y les trajo dificultades cuando lo intentaron porque las personas que me admiran no querían escucharlo. No pensé que estaba haciendo algo de eso porque mi posición me permitió no pensar en eso. No hay nada en esto por lo que me perdone a mí mismo. Y tengo que reconciliarme con quien soy, lo cual no es nada en comparación con la tarea que les dejé. Ojalá hubiera reaccionado a su admiración por mí, siendo un buen ejemplo para ellos como hombre y dándoles orientación como comediante, incluso porque admiraban mi trabajo.

La pena más dura de vivir es lo que has hecho para herir a alguien más. Y apenas puedo cubrir mi cabeza con el alcance del dolor que les traje. Sería negligente excluir el daño que provoqué a las personas con las que trabajo y con las que he trabajado, cuyas vidas profesionales y personales se han visto afectadas por todo esto, incluidos los proyectos actualmente en producción: El elenco y el equipo de “Better Things”, “Cestas”, “The Cops”, “One Mississippi”, y “I Love Daddy”.

Lamento profundamente que esto haya traído una atención negativa a mi manager Dave Becky, quien solo trató de mediar en una situación que yo causé.

He traído angustia y dificultades a la gente de FX que me han dado tanto “The Orchard” que se arriesgó en mi película, y cualquier otra entidad que me haya apostado a través de los años.

Le he traído dolor a mi familia, mis amigos, mis hijos y a mi madre.

He pasado mi larga y afortunada carrera hablando y diciendo todo lo que quiero. Ahora daré un paso atrás y tomaré mucho tiempo para escuchar.

Gracias por leer.

 

****

Notas relacionadas

  1. Popular
  2. Tendencia

Calendario

« Noviembre 2017 »
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30