Acceder a su cuenta

Username *
Password *
Remember Me

GL La Verdad Radio 1270 AM

Palabras de Vida

Por:   Karl Reiner Fick Rochin 16 de septiembre de 2018

¿Cómo recuperarte de un revés
                           en la vida profesional?

 Los seres humanos desde que nacemos estamos siendo preparados de una manera u otra para sobrevivir. Nuestros padres nos educan y capacitan con las herramientas a su alcance para que en algún momento podamos primero mantenernos solos y después mantener una familia. Por eso una gran parte acude a las universidades para buscar capacitación que les permita tener mejores oportunidades de éxito en la vida profesional. Con esto nos referimos a nuestro trabajo, a los medios por los cuales producimos vienes materiales que nos permiten mantenernos como mínimo y disfrutar de ciertos placeres como un muy deseable.

  A pesar de que invertimos la mayor de nuestras energías en alcanzar metas profesionales es inevitable enfrentar reveses. Con esto quiero decir, que no importa quien seas, de tiempo en tiempo vas a tener días malos y días peores en tu carrera profesional o en tu negocio. Si te sientes estresado, cansado, débil y desanimado en lo que te dedicas es muy probable que estés sufriendo un revés y es importante que puedas recuperarte lo antes posible. El no hacerlo puede conducirte a tomar decisiones incorrectas y acciones desesperadas que pueden traerte graves consecuencias en todos los aspectos de la vida.

 La Biblia nos ilustra como Jesús puede convertir tu revés en una victoria de proporciones épicas, y lo hace registrando un tremendo revés que estaban enfrentando unos empresarios de pesqueros. La historia se registra en Lucas 5:1-11 “Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre Él para oír la palabra de Dios.Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes.Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red.Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían.Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él.

Me gusta este relato pues se asemeja a nuestra vida profesional. Ciertamente todos estamos tratando de pescar algo y muchas veces sin importar el esfuerzo ni cuantas veces “hechamos las redes” al mar estas regresan vacías. Sin embargo siempre podemos recuperarnos de un revés y convertirlo en un éxito de proporciones bíblicas si tan solo seguímos estas 4 claves que se desprenden de la historia que acabamos de leer:

  1. Dar a Dios completo acceso de tu negocio. Si quieres la bendición de Dios en tu negocio, profesión o trabajo…debes subir a Jesús en tu “Barco”, así podrás moverte de vacío a lleno. Los factores son los mismos la diferencia es Jesús. Nuestro problema es que podemos tener a Jesús en “nuestra vida” pero no en nuestro trabajo. Quieres que Dios bendiga tu trabajo, dale acceso a el. 
  1. Admitir que tus capacidades no están funcionando. A veces aunque seas un experto no logras nada, aunque pongas lo mejor de ti no es suficiente, y solo cuando lo reconoces y admites estarás dispuesto a escuchar la voz de Dios. Muchas veces por orgullo, necedad o miedo al qué dirán, no cedas el control y te aferres a tus ideas en lugar de aprovechar las ideas de Dios. ¿cuáles crees que son las mejores?

  2. Hacer lo que Dios te diga, aunque no sea lógico. Cuando estas en un revés tu lógica te dice: no puedes, no tienes, estas cansado, no intentes, no le sigas. Pero si respondes a la instrucción de Dios puedes estar seguro que no será con tus capacidades sino con las de Él que han de hacerse las cosas. Así que si te dice rema mar adentro, hazlo pues ahí están los peces grandes, no seas “cristiano de orillita”, manteniéndote en lo seguro pero sin pesca.

  3. Confiar en que Jesús convertirá tu revés en éxito. El factor de Fe. Si Jesús va en tu “barco”, y te dice que ahora es el momento de ir a pescar y te indica a dónde aventar tus “redes” ¿en verdad crees que estas pondrán venir vacías?

Si quieres que Dios te bendiga en lo profesional ya sabes lo que tienes que hacer. ¡Ánimo! Dios bendiga tu pesca.

 

 

 

Notas relacionadas

  1. Popular
  2. Tendencia