Acceder a su cuenta

Username *
Password *
Remember Me
 

GL La Verdad Radio 1270 AM

Los vulgares defectos de los grandes genios

Por:   Redacción/LA VERDAD 12 de junio de 2018

Madrid, España.-
Además de haber presidido la CNN y ser editor de la revista «TIME», Walter Isaacson es el biógrafo de los visionarios. Gracias a Aspen Institute, ABC tuvo la oportunidad de entrevistarle y conocer su punto de vista docto sobre las inquietantes derivadas de la innovación, ya sea de la mano de la inteligencia artificial o de los monopolios de facto en que se han convertido los «monstruos» digitales, como Google, Facebook y (mega)compañía. Dio a conocer los vicios y virtudes de sus genios biografiados: Steve Jobs, Albert Einstein, Leonardo Da Vinci y Benjamin Franklin, según publica el portal español abc.es.

Steve Jobs
«Hacía que la gente hiciera cosas que no sabía que podía hacer, tenía una gran visión desde un punto de vista espiritual que supo conectar con la tecnología. Lo que pasa es que, a veces, no era muy agradable con la gente. Era inspirador pero algunas veces duro. En el libro me pregunto si podría haber tenido tanto éxito y, a la vez, haber sido más amable».

Albert Einstein
«Era un genio pero no sabía trabajar en equipo, al contrario que otros físicos de su tiempo. No tenía un equipo de personas como por ejemplo Niels Bohr que tenía un equipo y formó a mucha gente, fue mentor de mucha gente. Einstein no tuvo muchos estudiantes ni gente a la que sirviera de mentor con los que trabajara juntos».
Leonardo Da Vinci
«Entre sus virtudes estaban: curiosidad, la imaginación y la pasión por la perfección. Entre sus defectos estaban que se distraía con frecuencia y que abandonaba algunos proyectos. O sea, Leonardo tenía muchos recursos que eran tanto una fortaleza como una debilidad. Se distraía mucho pero esto le ayudaba a tener más imaginación, a ver ángeles en el cielo e imaginar una máquina voladora en el mundo real. Esto también significó que, a veces, no acababa sus cuadros ni sus escritos. Por eso, el hecho de que procrastinara y se distrajera tanto contribuyó a su imaginación pero perjudicó a su productividad».

Benjamin Franklin
Era casi perfecto. Le gustaba reunir a la gente, era imaginativo, tenía mucha inventiva, era agradable, divertido, inventó el humor americano, era curioso y descubrió las corrientes marítimas del golfo y otras cosas científicas. Una de sus grandes fortalezas es que era muy comprometido. Pero eso a veces era un problema. En la convención para la Constitución se comprometió con la esclavitud y luego se dio cuenta de que eso había sido un error. Hizo una sociedad para la abolición de la esclavitud, pero siempre resulta difícil el equilibrio entre cuando uno defiende sus principios y cuando uno decide comprometerse. Franklin encontró ese equilibrio casi de forma perfecta pero, a veces, tuvo que rectificar.

Notas relacionadas

  1. Popular
  2. Tendencia