Acceder a su cuenta

Username *
Password *
Remember Me
 

GL La Verdad Radio 1270 AM

La extraña criatura marina aparecida en Namibia

Por:   Redacción/LA VERDAD 12 de junio de 2018

Este extraño animal marino apareció varado la semana pasada en las costas de África. En concreto, el cadáver de la criatura fue hallado en una playa del parque Nacional Dorob, en Namibia.
Tiene casi seis metros de largo y cuando los científicos lo vieron por primera vez, el cuerpo estaba tan descompuesto que nadie pudo decir si se trataba de un delfín, una ballena o una especie aún desconocida.
Tras estudiar durante varios días la carcasa, medirla a conciencia y estudiar la forma de su cabeza, los investigadores están ahora casi convencidos de que se trata de un ejemplar de ballenato de Cuvier (Zipius cavirostris), una criatura que no ha sido vista en Namibia por lo menos desde el año 2000. O por lo menos así lo ha afirmado el biólogo marino Simon Elwen, investigador del proyecto

 "Namibian dolphin" y uno de los científicos que encontraron los restos del animal.
"Estoy bastante sorprendido -declaró Ewen al diario Daily Mail-. Estos animales se ven muy raramente en el agua, por lo que ver uno en tierra es algo muy singular".

Los ballenatos, o zifios, de Cuvier pueden encontrarse en los mares de todo el mundo, y tienden a vivir en aguas tropicales y subtropicales. Pueden pesar hasta 3,000 kg y llegar a los 7 metros de longitud, según datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA). Tienen una peculiar cabeza que recuerda a la de un ganso y una mandíbula característica, inclinada hacia arriba, un rasgo que, según la NOAA, hace que parezca que sonríen.
El avanzado estado de descomposición del desdichado cetáceo ha hecho que sea imposible determinar las causas de la muerte de este ejemplar. El hueso de la mandíbula estaba roto, algo que los investigadores piensan que sucedió después de la muerte del animal, ya que no tenía otras lesiones visibles.
Los zifios de Cuvier fueron incluidos en 2008 en la lista roja de la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) como especie de "preocupación menor", es decir, no especialmente amenazada. Y no porque no lo estén, sino porque son tan esquivos que no existe un censo fiable de su población, que se estima en unos 100 mil ejemplares en todo el mundo. De hecho, suelen pasar mucho tiempo a más de mil metros de profundidad, donde se dedican a cazar gracias a su refinado sistema de ecolocación.

FUENTE: abc.es

Notas relacionadas

  1. Popular
  2. Tendencia