Acceder a su cuenta

Username *
Password *
Remember Me

El insomnio tecnológico: nuevo problema antes de dormir

Por:   Redacción/LA VERDAD 3 de junio de 2018

Hiperactividad, depresión u obesidad son algunas de las patologías relacionadas con la falta de sueño. Ni dormimos ni comemos bien, y eso se nota

 

¿Qué es el insomnio tecnológico? Ni más ni menos que la utilización de diversos aparatos electrónicos antes de dormir, momento en el que debemos estar más relajados, con las luces apagadas, leyendo un libro o reuniendo una serie de condiciones que nos permitan dormir al menos siete horas seguidas.

En el caso de niños y adolescentes se presenta como un gran problema, según asevera la doctora Maribel Andrés, de la Unidad del Sueño del Hospital Vithas Nisa Rey Don Jaime de Castellón: “La falta de sueño incrementa la irritabilidad y el fracaso escolar, pero no hay que olvidar las patologías que están empezando a ser más habituales por falta de sueño, como la hiperactividad, depresión o incluso la obesidad”. No olvidemos que la obesidad está asociada a la falta de sueño, según los estudios científicos.

Por tanto, es necesario reeducar a la sociedad a la hora de irse a la cama, y en esto juegan un papel fundamental tanto los médicos como los padres.

“Educar a las familias en unos buenos hábitos de sueño y su optimización en cuanto a cantidad de descanso ayudaría muchísimo a mejorar el rendimiento, prevenir el fracaso escolar y disminuir la agresividad en los colegios”, explica la Doctora Andrés.

El caso es que las pantallas iluminadas poseen un gran contenido de luz azul, lo que dificulta la conciliación del sueño a la hora de dormir. “Ciertas células de la retina son muy sensibles a los tonos azulados y son precisamente las que influyen más en el ritmo de secreción de melatonina (hormona que regula nuestro reloj biológico)” y afirma que “en el caso de los adolescentes, al problema de las nuevas tecnologías se suma el denominado ‘retraso de fase’.

 

Cómo hacer frente al insomnio tecnológico

La doctora Andrés da unas pautas para cambiar la cultura del sueño:

- Estipular un horario de sueño: No acostarse a horas distintas cada día ni a altas hora de la madrugada

- Aparcar las tecnologías antes de acostarse (ya que el 70 por ciento hacen uso de ellas, lo que dificulta dormir más y mejor) y buscar un espacio en casa donde “aparcarlas” dos horas antes de conciliar el sueño

- Dormir hasta 9 horas al día en el caso de adolescentes y 11 horas en el caso de niños más pequeños

- Acostarse habiendo hecho la digestión y cenar ligero.

FUENTE: Agencias

Notas relacionadas

Facebook

  1. Popular
  2. Tendencia